lunes, 21 de febrero de 2011

Fish Tank


Película británica independiente, Fish Tank ha conseguido ganarse el aprecio de la crítica. Duro de una forma sutil, este film narra la historia de Mia, una inadaptada adolescente de 15 años que mantiene una continua lucha con su familia y con la vida en general. Todo parece estar perdido para Mia hasta que llega a su casa el nuevo novio de su madre, que parece arrojar un poco de luz sobre la sombría vida de la joven. Sin embargo...¿cuánto durará esta situación?


A pesar de la típica temática que trata, la película está contada de una manera especial, muy diferente al resto de películas sobre adolescentes conflictivos; al menos, la más comerciales (estoy pensando en Thirteen, otra gran joya del cine independiente, a mi parecer). Ninguno de los actores es conocido; de hecho, la joven que interpreta a Mia (Katie Jarvis) nunca había actuado con anterioridad, y, sin embargo, este papel ya le ha valido varias nominaciones. Creo que el hecho de que sean actores desconocidos contribuye a generar un ambiente más cercano al público. Quieras que no, por muy realistas que sean otras proyecciones que cuentan con grandes estrellas, a éstas las hemos visto en otros proyectos, en otros papeles (en ocasiones encasillados) que te hacen "consciente" de que están actuando y no es su verdadera vida. No sé si me explico.

El caso es que Fish Tank tiene partes que son bastante predecibles, pero hay otras que dejan a uno boquiabierto. No sólo por la crudeza sino también por los giros inesperados. Cada minuto es intenso, pero en el sentido de que está llena de acción hasta el final. No hay grandes persecuciones, ni tiros ni efectos especiales, pero los problemas de la vida que trata ya son de por sí bastante intensos como para añadirle más. En mi opinión, de hacerlo, la estropearía.


Además, se hace alusión a una metáfora muy bonita. Hay un momento en el que el novio de la madre de Mia, Connor, le pregunta a la adolescente qué animal le gustaría ser. Ella responde que un tigre blanco. De esta respuesta podemos concluir que se siente como este animal en cautividad, anhelando salir en libertad y sacar todo lo que lleva dentro. Tal vez sea una interpretación muy filosófica, pero creo que todos tenemos un lado salvaje (a parte de oscuro) que en ocasiones lucha por salir fuera. Sin embargo, como hemos interiorizado unas normas que nos reprimen si eso ocurriese... nos abstenemos y tratamos de canalizar esa rabia a través de otros medios, digamos, más socialmente adaptados. Eso sí, no todo el mundo lo consigue.


En definitiva, es una película que yo recomendaría, al menos a aquéllos que les guste este género. Soy consciente de que muchos no sois fans del cine independiente, pero bueno, siempre está bien probar; tal vez os guste.