lunes, 28 de marzo de 2011

Step Up 3


Ritmo y coreografías espectaculares. Estos son los ingredientes de una película que no destaca especialmente de las demás pero que alcanza las expectativas que de ella podríamos tener.
Su argumento gira en torno a un grupo de jóvenes cuya gran pasión es el baile. Todos ellos conviven en un extraordinario local que hace las veces de hogar y de lugar de ensayo. Sin embargo, la armonía se rompe cuando las deudas se acumulan y los bailarines corren el riesgo de quedarse sin un techo bajo el que vivir. La solución pasa por presentarse a un concurso de baile y ganar a un experimentado grupo rival, "Los Samuráis", para ganar el premio en metálico y así saldar las deudas. 


A pesar del nombre de la película, no es imprescindible ver las dos anteriores para seguir el hilo puesto que son independientes, con personajes diferentes. Lo único común a todas ellas es el baile. Baile moderno, por cierto. Que nadie piense en ballet ni bailes de salón (aunque un amago de tango hay por ahí), sino más bien en break dance y hip hop. Yo reconozco que disfruto como una enana con este tipo de películas pues el baile me encanta. Hago bailes de salón, pero si por mí fuera, también estaría en baile moderno, pero entre el dinero, el tiempo y que no parece haber mucha calidad por los alrededores....(tal vez he visto muy poco y hay buenas academias, pero tampoco he indagado mucho más).


En fin, volviendo a lo que interesa. Una película muy movida. Parece que no, pero hay cada baile... que deja a uno con la boca abierta. Las coreografías están muy, pero que muy trabajadas y dan la sensación de ser imposibles de realizar por gente no tan experta (al menos ciertos movimientos). En concreto me viene a la cabeza uno de los actores secundarios cuya especialidad es hacer el "robot". Es realmente impresionante, de verdad. No parece que se trate de un ser humano, sino más bien de un auténtico robot. Os dejo aquí un vídeo con un trocito de la coreografía. Lo justo para no destripar nada, aunque no muestra todo lo que me gustaría, pero para ello, ya sabéis, ¡a ver la película!






En definitiva, una película normalilla en cuanto a argumento y "calidad" se refiere, aunque impresionante con respecto a las coreografías. La música no llama especialmente la atención, pero ésta gana mucho si a la vez que la escuchamos vemos los bailes. ¡La unión hace la fuerza!
Así que lo dicho, para todo aquel amante del baile, es un película altamente recomendable.