jueves, 7 de abril de 2011

La Trampa del Mal


Tras echarle un vistazo a la caja de la película y comprobar que su duración era de dos horas y media, decido ponerme a verla temprano, a eso de las nueve y media de la noche, ya que al día siguiente toca madrugar. Cuál no será mi sorpresa cuando observo que a la hora y doce minutos un fundido negro da paso a los créditos finales. Supongo, siempre desde mi opinión, que esas dos horas y medias abarcaban todo lo que viene siendo los extras del film.


La verdad es que tenía mis reparos en ver esta película. Pensaba que su director era M. Night Shyamalan, motivo de mi reticencia a verla, pero ahora he comprobado que es el guionista. Debo admitir que al principio Shyamalan me encantaba; su obra "El Sexto Sentido" es extraordinaria y su siguiente aportación al cine, "Señales" me pareció entretenida. Sin embargo, a partir de ahí...el declive. Ni "El Protegido" ni "El bosque" me convencieron. Directamente, no me gustaron nada. De ahí que me abstuviese de ver "La joven del Agua" y "El Incidente". Con respecto a "La Trampa del Mal", como ya he dicho, no tenía intención de verla, pero algunas personas me aseguraron que estaba bien y decidí comprobarlo por mí misma. La película en sí no es que esté mal, es intensa y provoca algún que otro salto en el asiento, pero...ocurre todo muy rápido (creo que está de más decirlo viendo su duración). Además, (¿cómo lo digo para no spoilear?) esperaba una explicación más...¿lógica puede ser la palabra? ¿Racional? Me refiero a un final no tan...fantástico. Bueno, creo que quienes la hayan visto me entenderán. Para aquellos que no, voy a poneros en situación.


La Trampa del Mal nos muestra a cinco personas que se quedan atrapadas en un ascensor. Aparentemente son personas normales, pero todas ellas guardan algún secreto. No es algo demasiado extraño puesto que nosotros mismos tenemos secretos, pero uno de los cinco no es lo que parece. Por decirlo de alguna manera, uno de ellos es el "malo de la película". ¿Quién será?

Creo que no es difícil detectarlo. Al menos yo vi confirmadas mis sospechas; eso sí, con algún momento de duda. Lo único que hay que hacer para dar con el culpable es seguir la pauta de siempre: sospechar del que menos nos lo esperamos. ¿Acaso no suele ocurrir así? Pues aquí no hay excepciones. Aunque ya digo, ninguno de los cinco es un ángel.


Concluyo, pues, que sí es un film entretenido, pero no más. Su duración me parece ridícula, pues es propia de películas de la calidad de Scary Movie o de dibujos animados (ni eso ya...). Cuando llevaba en torno a una hora de película y vi que la cosa iba llegando a su fin, pensé en "El Bosque" y cómo se descubre todo el embrollo a mitad de la historia. Tal vez en esta ocurriese lo mismo y todavía quedase al menos media hora más, pero nada de nada. Final. Considero que no habría sido un error alargarla más, dejando más espacio entre los diversos acontecimientos; es más, creo que mi opinión con respecto a ella sería más positiva.