miércoles, 7 de agosto de 2013

De Óxido y Hueso

Título: De Óxido y Hueso
Título original: De Rouille et d'Os
Año: 2012
País: Francia
Director: Jacques Audiard
Reparto: Marion Cotillard, Matthias Schoenaerts, Corinne Masiero, Armand Verdure
Duración: 120 min
Género: Drama Romántico
Calificación por edades: No recomendada a menores de 16 años










Ali (Matthias Schoenaerts) es un joven padre que de repente se ve obligado a cuidar de Sam (Armand Verdure), su hijo de 5 años, con quien apenas sí tiene relación. Ante la falta de recursos necesarios para subsistir, padre e hijo buscan refugio en la casa de Anna (Corinne Masiero), hermana de Ali, quien les ofrece alojamiento y contribuye a los cuidados del pequeño. Una vez instalados, Ali encuentra trabajo como portero de una discoteca, lugar donde conoce a Stephanie (Marion Cotillard), una joven entrenadora de orcas. Tras dicho encuentro, Stephanie sufre un dramático accidente durante uno de los espectáculos, perdiendo ambas piernas a la altura de las rodillas. Su mundo y sus ilusiones se desmoronan, pero contactar de nuevo con Ali le devolverá las ganas de vivir.




'De Óxido y Hueso' es un drama romántico que se aleja bastante de las películas del mismo género. La historia de amor entre los dos protagonistas se relata desde dos perspectivas diferentes; la de Ali, un padre irresponsable y amante del boxeo, para quien una relación "amorosa" no va más allá del sexo; y la de Stephanie, una hermosa joven que busca algo más, pues Ali ha sido el único preocupado por ella tras el incidente.

Pese a tener sus momentos emotivos, 'De Óxido y Hueso' no es la típica historia lacrimógena que hace llorar al público cual magdalena. No obstante, el director del film ha logrado reunir en una sola historia a unos variopintos personajes que darán su propio toque a la película. Stephanie, Ali, Sam, Anna, el marido de ésta... Todos, desde los protagonistas hasta los secundarios, tienen algo muy importante que aportar, ofreciéndonos su visión de los acontecimientos y reflejando todos los problemas que cada uno debe de abordar.




El guión por sí solo resulta cuanto menos original, y cuando uno hace un resumen del mismo a otra persona, ésta puede pensar que le estamos tomando el pelo. ¿Un padre soltero, boxeador, y una domadora de orcas que pierde las piernas tras un accidente? Visto así podría parecer una idea descabellada para llevarla a la gran pantalla, pero tal idea sí ha logrado funcionar. Está claro que el trabajo de todo el equipo ha contribuido a ello, inclusive el de los actores, poco conocidos para nosotros a excepción de Marion Cotillard, que consiguen tocarnos esa fibra sensible.

Pese a la importancia que el accidente de Stephanie tiene para la trama, yo no diría que sea la pieza clave de la misma. La relación entre ella y Ali no comienza a desarrollarse por tal acontecimiento, sino por tan solo una llamada (Ali ya conocía la noticia y no trató de contactar con la joven) ¿Que ella no habría llamado si no le hubiese ocurrido lo que le ocurre? Puede ser, pero Ali no la trata como si fuese una discapacitada. Le ofrece su ayuda ante las novedosas dificultades que le surgen, pero ahí se queda todo. Inicialmente la trata como a una de "sus chicas", de "sus amantes", con quien sólo mantiene una relación de amistad con derecho a roce. El amor que comienza a desarrollarse entre ambos (más visible en el caso de Stephanie) nace simplemente de esa amistad, amor que también contribuye a mejorar la relación de Ali con su hijo Sam.




En resumidas cuentas, personalmente me ha parecido una película digna de visualizarse. Se trata de un drama romántico que tiene poco de típico y bastante de original, logrando hacer funcionar una historia que para unos cuantos podría resultar inconcebible.