lunes, 2 de julio de 2012

Melancolía

Título: Melancolía
Título original: Melancholia
Director: Lars von Trier
Reparto: Kirsten Dunst, Charlotte Gainsbourg, Kiefer Sutherland
Guión: Lars von Trier
País: Suecia, Dinamarca, Alemania, Italia, Francia
Año: 2011
Duración: 130 minutos
Estreno en España: 4 de noviembre de 2011
Género: Drama, ciencia - ficción
Calificación: No recomendada para menores de 7 años









Ante todo quiero pedir disculpas por la tardanza. No es que carezca de tiempo para ver películas o actualizar, al contrario; el verano es la época en la que aprovecho a ver todas aquellas películas que tenía pendientes. Pero como suele ocurrir, cuanto más tiempo tiene uno, más cosas quiere hacer, y al final se va el santo al cielo. Sin embargo, vuelvo a aparecer por estos lares para hablaros de un film que, si bien apenas es conocido, me ha resultado gratamente satisfactorio.


'Melancolía' es una película de autor, de esas que o bien son muy buenas, o pueden resultar un verdadero suplicio. Antes de su visualización mis sentimientos hacia ella eran encontrados. Por un lado tenía ganas de verla, pues tenía un toque de "rareza" que me llamaba la atención, pero por otro me daba cierto reparo, ya que su director, Lars von Trier, me había decepcionado enormemente con su obra 'Last Days', película donde se narran los últimos días de la vida de Kurt Cobain. No obstante, pudo más la curiosidad y me decidí a verla. Y me alegro de que así haya sido.


'Melancolía' tiene como protagonista a Justine (Kirsten Dunst), una joven melancólica que celebra una suntuosa boda mientras un peculiar planeta, de nombre Melancolía, se acerca a la Tierra. 

Este es básicamente su argumento. Dicho así puede resultar poco atractivo, pero lo interesante de la película es ver cómo ese fenómeno afecta a ciertos miembros de la familia de Justine. Podríamos decir que la protagonista es la personificación del planeta, de la melancolía, en la Tierra. Se ve cómo su estado de humor va decayendo a medida que el planeta se acerca, volviéndose apática y apenas levantándose de la cama. Es su hermana Claire (Charlotte Gainsbourg) la que cuida de ella durante esta dura etapa. Sin embargo, llega un punto en el que los papeles se intercambian. Cuando Justine recobra la compostura, es su hermana la que, ante la posibilidad de que el planeta impacte contra la Tierra, se vuelve presa del pánico. Así, nos encontramos con dos personajes bastante opuestos.


El resto de los miembros de la familia también son dignos de mención, pues las diferencias entre ellos son abismales. Una madre insoportable que no cree en el amor, un padre (y ex marido de ésta) pendenciero que se lleva a las mujeres a pares, un niño (y sobrino de Justine) que es la viva imagen de la ilusión y la inocencia, un cuñado (el marido de Claire) cuya atención se centra en el dinero y en la investigación del misterioso planeta (lo cual le pasará factura),... todo un cuadro. Sería un buen material para investigaciones psicológicas...

Cabe decir que que el inicio del film es muy... peculiar. Una sucesión de extrañas escenas que, si bien parecen carecer de sentido, lo recobran a medida que la película avanza. Yo misma adopté una expresión de sorpresa al verlas, preguntándome si sería así toda la obra. Pero no; pese a tener una duración considerable esta primera parte, la película es "normal" y poco a poco explica el porqué de esas escenas iniciales. Considero que esta vez el señor von Trier ha acertado al rodar una película que, si bien carece de acción, resulta cautivadora y conmovedora.


Así las cosas, personalmente la recomendaría, pero soy consciente de que este tipo de cine no es bien acogido por todo el público. Para ver esta película se necesita ser "abierto", estar dispuesto a ver más cosas que lo meramente comercial. 'Melancolía' es uno de esos films que tal vez pasan sin pena ni gloria por las salas de cine por no ser lo que el público quiere. La gente suele buscar acción, comedia, terror,... grandes producciones de Hollywood, no dramas independientes de origen sueco, danés,.. que, hablando claro "no conoce ni su madre" (eso sí, las críticas han sido buenas). Pero muchas veces estas "desconocidas" proyecciones guardan una gran belleza que sólo podrán admirar aquellos que se atrevan con ellas. A mí, personalmente, me ha cautivado.